La adicción a la bebida hizo de mi vida un caos

JoaquinLa adicción a la bebida era uno de los principales motivos por los que mi vida era un caos.

Mi matrimonio estaba prácticamente destruido, las discusiones era constantes y mis hijos me habían perdido el respeto. Por si fueran pocos todos esos problemas, la situación se agravó debido a las deudas. El banco casi me quitó la casa y sentía que estaba en el fondo del pozo. Cuando llegué a Familia Unida, encontré fuerzas para luchar y cambiar la situación que estaba viviendo. No fue de la noche a la mañana, lo logré gracias a mi confianza absoluta y perseverancia. Hoy puedo afirmar que mi vida cambió completamente, comenzando por mi hogar. Somos una familia restaurada y tenemos paz, alegría y unión. Me liberé del vicio de la bebida y también del tabaco. Aparte de esto, conseguí pagar mis deudas, monté mi propio negocio, tengo, dos coches y, además de que el banco no me quitó mi casa, ¡hoy tengo otra más! Conseguí todo esto, porque creí que todo es posible.

Joaquín Da Silva